Café, carpinchos y mate: un viaje por Brasil 🇧🇷 🥤 🌴

¿Quieres una razón para aprender portugués? ¡Aquí tienes una! Muchas personas piensan que Brasil es el destino de vacaciones perfecto… y tienen toda la razón del mundo. Te invito a hacer un recorrido (virtual) por este fascinante país. Desde sus playas tropicales y sus grandes selvas a sus ajetreadas ciudades y coloridos pueblos coloniales, exploraremos la gran diversidad de culturas, sabores y tradiciones que acoge Brasil. Brasil se compone de cinco regiones, cada una de las cuales se divide a su vez en diferentes estados. Conoceremos cada una de estas regiones, empezando por el sur, para trazar nuestro recorrido hasta el norte. ¡Haz las maletas y pon en marcha tu imaginación! ¡Nos vamos!

Empezaremos nuestro viaje en el sur. Aunque muchos piensan que Brasil siempre goza de altas temperaturas, puede llegar a hacer bastante frío en la época invernal. Si quieres lucir tu abrigo, ¡estás de suerte! ¡puede que hasta haya nieve en algunas zonas! La región, con todas las influencias alemanas, italianas y de otros tantos países, constituye también un lugar privilegiado para disfrutar de una fondue, así como del chocolate local. Como si estuvieras en los Alpes, ¿no te parece? Para bajar la comida, nada mejor que un vino regional o un trago de mate, una infusión con la que nos retrotraemos a la época en la que aquí predominaban los indígenas. Si todavía te queda tiempo, pon rumbo al sur, donde encontrarás las impresionantes cataratas del Iguazú, en la frontera con Argentina: ¡un lugar que no te querrás perder por nada del mundo!

La margen brasileña de las cataratas del Iguazú

El sureste

Si ponemos rumbo al norte, llegamos al sureste. Aquí encontrarás las ciudades brasileñas más conocidas: Río de Janeiro y São Paulo. Río de Janeiro es famosa por su carnaval (probablemente la fiesta más grande del mundo, ¡sin duda, vale la pena!), que se celebra en febrero o marzo. Sus playas doradas también han cautivado desde hace años a sus visitantes. Estoy segura de que has oído hablar de Ipanema y Copacabana… ¡No te las pierdas! Aunque también puedes darle una oportunidad a las playas de Espírito Santo para pasar la tarde surfeando, relajándote o simplemente bebiendo caipiriñas.

São Paulo es famosa ante todo por sus imponentes rascacielos. Si te gusta la historia, visita Minas Gerais, donde podrás aprenderlo todo sobre el comercio del oro y probar delicias tradicionales, como el pão de queijo (los panecillos de queso típicos). Aunque muy diferentes, todos los estados del sureste tienen al menos una cosa muy positiva en común: ¡nadie te dirá que no a una taza de café!

Playa de Ipanema, Río de Janeiro

La región central occidental

En el interior, llegamos a la región central occidental, que alberga nuestra capital (sí, Brasilia, en Distrito Federal). Brasilia se construyó con la forma de un avión y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su impresionante arquitectura moderna y su creativa planificación urbanística. La región también acoge una rica fauna. Visita el estado de Mato Grosso do Sul para ver carpinchos, jaguares y anacondas verdes. Estos fascinantes animales son originarios de la zona de Pantanal, el humedal tropical más grande de la Tierra y el enclave con la mayor concentración de flora y fauna de Sudamérica. Y por si fuera poco, las ciudades como Bonito no solo son impresionantes, ¡sino que también son la base ideal para la práctica de los deportes de aventura!

Pantanal, Mato Grosso do Sul

El noreste

En el noreste, siempre te recibirán con una sonrisa. Los lugareños te contagiarán su alegría al hablar, bailar o al servirte los típicos acarajés (buñuelos de alubias fritas) o cocadas (dulces de coco). Siempre tendrás cerca una hamaca donde tirarte a descansar todo el día a disfrutar del sol, el mar y la arena. ¿Por qué no empaparse de un poco de la historia colonial de Brasil? Aquí llegaron los primeros portugueses. Y como no podría ser de otro modo, ¡el agua de coco es imprescindible! Se sirve helada, directamente en el coco recién cogido del cocotero y se bebe con una pajita… ¡Inmejorable!

Salvador de Bahía

El norte

Finalmente, llegamos al norte de Brasil, a la magnífica selva amazónica. Estoy segura de que todos sabéis algo de esta vasta extensión natural, pero por si no es el caso, aquí tenéis algunos datos interesantes: el Amazonas ocupa más del 61 % del territorio brasileño; es la reserva de agua dulce más grande del mundo y, por supuesto, la selva más grande de la Tierra, con árboles de hasta 40 metros de altura. Increíble, ¿no?

La selva amazónica brasileña

Llegamos al final de nuestro viaje por Brasil. Con suerte, te habrás podido hacer a la idea de las maravillas que esconde este país rico y diverso. ¡Ahora te toca conocerlo en persona! Y para preparar esta mágica aventura, ¿por qué no refrescas tu portugués con ayuda de busuu para poder apañártelas?

 

Juliana es la experta de portugués de busuu. Le encantan los perros y los viajes, y su comida favorita es el pão de queijo.